Contacto

Consejos para trabajar desde casa con el portátil de forma segura

Londres, 31.05.2021
Trabajar desde casa es algo a lo que muchos nos hemos tenido que aclimatar rápidamente, pero ¿lo estás haciendo bien? Consulte nuestros principales consejos para trabajar desde casa con el portátil de forma segura. Por norma, los empresarios son responsables de la salud y la seguridad de todos los empleados, tanto si trabajan en la oficina como si lo hacen a distancia desde casa.

Algunos consejos y trucos para tener el entorno adecuado para el trabajo en casa

Es responsabilidad de los empresarios asegurarse de que el trabajo que se les pide puede realizarse con seguridad en casa, así como suministrar el equipo adecuado para trabajar con seguridad. Los directivos también tienen la responsabilidad de mantenerse en contacto regular con los empleados, asegurándose de que trabajan con seguridad y no se sienten aislados.

Los trabajadores a domicilio, por su parte, tienen un nivel de responsabilidad, como poner de manifiesto cualquier riesgo potencial para la salud y la seguridad, así como mantener un contacto regular con sus superiores. Si su patrón de trabajo en casa o su ubicación cambian, también debe informarse de ello.

Para asegurarse de que tiene la mejor entorno para el trabajo en casa, hay algunos consejos y trucos sencillos que puede seguir:

1: Crear el espacio de trabajo adecuado
Trabajar desde casa puede significar a menudo no sentarse en un escritorio. Las encimeras de la cocina, el sofá del salón e incluso la estancia ocasional en la cama son lugares desde los que podemos trabajar con un ordenador portátil. Para las mejores prácticas ergonómicas, lo mejor es utilizar un escritorio y una silla, reduciendo así los posibles trastornos musculoesqueléticos y los daños a la vista.

Encontrar un espacio de trabajo dedicado evitará peligros de tropiezo innecesarios, como los cables de alimentación arrastrados. Un ordenador portátil es ideal para trabajar en casa, ya que ofrece todo lo necesario para ser productivo y mantenerse en contacto. Si trabajas desde casa durante largos periodos de tiempo, puedes considerar un monitor, un teclado y un ratón externos. Esto le permitirá crear un espacio de trabajo más ergonómico, ya que el monitor estará a la altura de los ojos, mientras que los periféricos externos ofrecen más espacio para trabajar.

2: Crear rutinas de trabajo
Una vez que tenga un espacio de trabajo dedicado, es importante crear una rutina de trabajo que funcione para usted y para la empresa. Aunque es fácil quedarse en la cama y responder a los correos electrónicos, o trabajar hasta altas horas de la noche para completar un informe, los trabajadores a domicilio deben lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida personal que satisfaga las necesidades de su bienestar. Esto debería incluir el establecimiento de horarios regulares de inicio y finalización de la jornada laboral. Además, hay que compartir la agenda con los compañeros de trabajo y los jefes, incluyendo, por ejemplo, el cuidado de los niños si es necesario.

3: Pausas y ejercicio
Junto con la definición de una jornada laboral regular, es igualmente importante hacer pausas y practicar ejercicio con regularidad durante el día. Numerosos estudios han demostrado que somos más productivos cuando nos concentramos en una tarea durante períodos cortos. Cada 25 minutos debes levantarte y alejarte de tu puesto de trabajo. Respira profundamente, estírate y ejercita tu cuerpo fuera de la posición de trabajo.

Es importante tomar aire fresco al menos una vez al día. Esto puede adoptar la forma de un paseo antes o después del trabajo, o de un ejercicio más intenso al aire libre.

4: Minimizar las distracciones
Trabajar desde casa suele ser una cuestión de disciplina y de ser capaz de gestionar el propio tiempo con eficacia. Algunas distracciones son inevitables, normalmente cuando la vida normal se interpone, pero otras las puedes controlar. Intenta quitarte de encima las tareas difíciles antes de tiempo, minimiza las distracciones obvias en tu espacio de trabajo inmediato y así podrás gestionar mejor el tiempo de forma eficaz.

5: Manténgase en contacto
Cuando se trata de la relación jefe/compañeros, la confianza es vital. La antigua cultura de 9 a 5 se está rompiendo y, desde luego, no existe cuando se trabaja desde casa. Los directivos deben pensar en lo que hay que conseguir y medir en consecuencia las horas, la productividad o ambas cosas. Los directivos también deben mantenerse en contacto con los empleados de forma regular, comprobando su bienestar y su productividad.

6: Salud mental
En situaciones como la que nos encontramos con la pandemia de COVID-19, es fácil que nos atribuyamos tensiones y preocupaciones adicionales. Recuerda que son tiempos sin precedentes y que es esencial para nuestro propio bienestar que seamos amables con nosotros mismos, así como con los demás, reconociendo que puede que no seamos tan productivos o constantes como en tiempos más normales.

Sea realista sobre lo que puede conseguir en un día de trabajo, comuníquese libremente con sus colegas y jefes, pero al final de la jornada laboral, desconecte y relájese.

7: Planificar a largo plazo
No tenemos ni idea de cuánto durará la situación actual, y aunque trabajar desde casa se veía como una solución a corto plazo, puede que ahora sea necesario planificar a largo plazo. Empieza a pensar en cómo puedes mejorar tu entorno de trabajo, hacerlo más seguro y más cómodo. Esto puede incluir la forma de compartir información, o de comunicarse, con los demás, o cambiar el portátil por un modelo más grande o potente.

Contacto

Setsuko Nakajima
Marketing & Communications
setsuko.nakajima@sharp.eu

Redes Sociales